miércoles, 23 de noviembre de 2016

Mi pueblo

En mi pueblo nadie lloraba,
el viento detenía la tristeza,
el juego, tarea obligatoria,
la inocencia, un principio,
el olor a siempre, un perfume,
la calle, nuestra butaca preferida,
los secretos, propaganda,
las poses, inexistentes,
las mañanas, de hierba y monte,
las noches, del silencio.

Los jueves eran lunes,
los domingos, felices,
la luna, una de nosotros,
las piedras, cicatrices.

Ahora, miro hacia atrás, os veo,
y creo que, por fin, entiendo.
El pueblo es nuestro mejor amigo
y los amigos, son el pueblo.
Otoño 2016


Tras una pila de años voy a reencontrarme con muchos amigos de Las Carreras (Donde nací y me crié). Este es mi humilde homenaje a toda esa gente que quedó atrás y ahora vuelve a mi recuerdo y también es una forma de demostrar cariño al envoltorio que nos unió, nuestro entrañable pueblo.

lunes, 1 de agosto de 2016

Puedo ser

Una brisa olvidada,
una certeza flotando en la nada,
un concierto suspendido en el tiempo,
una diana sin flecha,
una sonrisa entre gente siniestra,
una victoria en la derrota,
una mente en barbecho,
un lugar escondido,
un telón que no baja,
una penumbra poderosa,
un cielo bajo el infierno,
una presa que escapa,
una cárcel sin dueño,
un desvío en la recta,
un tesoro lejos del ruido,
una ironía oportuna,
un desliz en tu vida,
una escama sin abrigo.
Verano de 2016


Puede que algún día llegue a ser algo de esto ¿O quizás ya lo he sido, o lo soy? Todo es posible.

martes, 10 de mayo de 2016

Blanco o negro


Comprendo a la lluvia que cae en silencio,
a los ojos que miran de frente,
a la llama de un fuego lejano,
a la hoja que cae en noviembre.

No entiendo el lamento vacío,
a la sombra escondida,
que el fin justifique los medios,
a la hierba sin aroma, sin rocío.

Me uno al calor de un mes frío,
al cuento de un niño,
al cielo de muertos vivos,
al inicio de un fin justo.

Huyo de las penas vacuas,
de los peces de pecera,
de la noche iluminada,
del tren que nunca espera.

Sueño con tretas divertidas,
sexo entre las flores,
brisas submarinas,
libros, cantos, sonrisas, amores.


Primavera 2016

Nos movemos en una continua dualidad de placeres y rechazos. Es lo que hay…


martes, 9 de febrero de 2016

Lluvia

Paseo por la vieja avenida,
recuerdo los tristes días perdidos.
Voy solo, contigo,
tú caminas sola, conmigo,
La lluvia nos empuja al vacío,
la gabardina oscura, el paraguas dominado,
los hombros se encogen,
la sonrisa olvidada, el silencio es total.
Las gotas humedecen el pasado,
secan nuestro futuro.
Otra nube amenaza nuestra nada,
otro torrente gobierna el desconcierto,
destroza tus tacones inapropiados,
acelera el curso del desastre.
El fin de la lluvia es un enigma,
¿qué la detiene?, un misterio,
¿cuándo apareció?, un castigo.

Ya camino solo, sin lluvia, pero con frío.
Entendí que el agua no sufre,
el que llora es el destino.

Invierno 2016


La ruptura sentimental de un amigo me hizo escribir estos versos.

martes, 27 de octubre de 2015

Dime


Dime que calle para siempre,
que el cielo no me espere.
Dime que atrape tu cuerpo,
alma del gozo intenso.
Dime que suba tu escalera,
con la fuerza de los besos.
Dime que juegue todo al negro,
en la ruleta del universo.
Dime que cante en tu ventana,
para apagar los silencios.
Dime que esquive tu lamento,
inventado o verdadero.
Dime que acaricie tus cabellos,
con el tono de los cuentos.
Dime que compre tu sonrisa,
y venda los recuerdos.
Dime que escape hacia dentro,
con la magia de los sueños.
Dime que cruce tu calle,
avenida de amor sincero.

Otoño 2015


Escribir en la oscuridad me pone romántico.

En compañía


El leve contacto precede a la sonrisa escondida,
la caricia ausente inventa su rincón preferido,
el dulce beso previene la huida,
la palmada comprensiva no olvida a su dueño,
el ánimo solidario disuelve la suciedad,
la comprensión recompone el inmenso puzzle,
el aliento se recobra sin necesidad de descanso,
la recompensa se encuentra por casualidad,
la cuna nunca se mece sola,
una carantoña permanece enmarcada,
el abrigo de un cuerpo desnuda otro,
el calor es tenue,
el frío, sugerente,
la sombra protege a la tierra de los latidos,
las huellas de las manos comparten el camino.

Otoño 2015


La compañía es necesaria para pasar los malos momentos y disfrutar de los buenos.
Por cierto, en menos de quince días se podrá encontrar mi primera novela "Los sin nombre" (Editorial Hincapié-colección Rayuela) en las librerías. Ya os avisaré para la presentación del libro.

La silueta de los trazos refinados


Ayer vi tu silueta dibujada en trazos refinados.
Un maletín, una corbata, gomina apilada y una gabardina recién lavada.
Mientras, tu silueta avanza silbando una melodía atrancada.
Saludas mirando a la nada con tu mano de gigante,
mientras se refleja tu silueta en el suelo de falso mármol.
Sonríes apretando el mentón como un ganador de poker nocturno,
y tu silueta se duplica porque todo debe incrementar.
Cambias de color apretando el botón de la mezquindad,
ahora tu silueta permanece inmutable, esperando al chófer indefenso.
Una vez probaste el miedo, como un invitado imprevisto,
enmudeció tu silueta pero la explosión del orgullo degolló el incómodo silencio.
Mañana la marea te podrá devorar, triturar y masacrar,
pero tu silueta, esa tu falsa silueta, seguirá firme, resuelta.
Es la ventaja de tener una silueta dibujada en trazos refinados.

Otoño 2015

Dedicada a todos los que nos “amenizan” los informativos con sus múltiples fechorías.